lunes, 8 de febrero de 2016

La parejita (Cualquier semejanza con la realidad neoliberal es una mera coincidencia neoliberal).

Ahí va la parejita neoliberal
Con su neoliberalizado amor
Se casaron en una iglesia neoliberal
Para viajar al Caribe con su tarjeta neoliberalizada
Se compraron un auto neoliberal a 120 cuotas
                Pero  vaya dios
 ¡Que auto!
Los vecinos  -también neoliberalizados-
Lo desean
En el futuro, ellos también lo tendrán
Y la parejita neoliberalizada re-pactara la deuda y comprara un auto más neoliberalizado que el anterior
Ahí está la parejita neoliberal
Ambos con su profesión neoliberal
Ambos de universidades neoliberales
Ambos son parte de la salud neoliberal
Ambos van a los mercados neoliberalizados
Ambos hacen el amor neoliberalizadamente
                Sólo objetos de deseos inalcanzables
Escasos de orgasmo revolucionarios
Y la parejita neoliberal tendrá un hijo neoliberal
Que nacerá en una clínica neoliberal
Atendidos por médicos neoliberales
Llegaran los abuelos neoliberalizados
                ¡Pero ojo!
Ellos, los abuelos, nacieron en la república,
Ahora viejos, nos les queda más que neoliberalizarme
También entran los tíos, primos, amigos, pastores, curas, enfermeras, médicos, contadores
Todos neoliberalizados
Todos calculando cuando cuesta traer un hijo neoliberal
A un mundo neoliberal
Ahí está la parejita neoliberal
Con su guagua neoliberal
Vestida de neoliberal
Con su coche neoliberal
Su cuna neoliberal
En su dormitorio neoliberal
La parejita neoliberal se compró una casa neoliberal
                Y un auto familiar neoliberal
El hijo irá a un colegio neoliberal
Le regalaran un celular neoliberal
                Así la parejita neoliberal             
                Sabrá los pasos neoliberalizados de su adolescente hijo neoliberal

Luego llegaran los hermanos neoliberales
Y la novia del hijo neoliberal
Una guapa chica neoliberal
Dará una prueba de selección universitaria neoliberal
Y entrará a una carrera neoliberal
                Tendrá mucho sexo universitario neoliberal
                Y nunca conocerá la sublime pobreza de hacer simplemente el amor
La parejita neoliberal
Tendrá canas neoliberales
Leerá libros neoliberales
Irá al cine neoliberal
Fumara tabaco neoliberal
Disfrutará el arte neoliberal
Que importa la paupérrima pensión neoliberal
La parejita neoliberal aprendió a vivir de apariencias
Apariencias neoliberales
Así transcurre la vida neoliberalizada de la parejita
Atrás quedaron los recuerdos neoliberalizados
Los viajes pagados en cuotas
Las cartas de los bancos
Esas cartas que notificaban el balance de su neoliberalizada Cuenta Corriente
                Esas cartas que nunca terminaron de leer
                Ahora viejos, aburridos, enfermos y más neoliberalizados que nunca
                Leen hasta el final los balances que le entrega su banco neoliberal
                Y leen la nota final que dice:
                "Infórmese sobre la garantía estatal de los depósitos en su banco o en www.sbif.cl"
Atrás esta la juventud audaz de la parejita neoliberal
Ya criaron a sus hijos neoliberalizados
Sus hijos se casaron en la misma iglesia neoliberal
Ahora solo esperan a sus nietos neoliberalizados
Y hacen turno para morir
Para morir neoliberalizadamente
Y ser velados en una fría capilla neoliberal
Y dejar sus huesos neoliberalizados en algún un cementerio parque neoliberalizado
… esa es la parejita neoliberal
Que se apresta a entrar a la iglesia neoliberal
Que sueña con la felicidad
Pero no saben que Milton Friedman
Ya soñó por ellos lo que es tener
Una felicidad neoliberal