sábado, 7 de mayo de 2016

Aleluya

Aleluya tu espalda;
Donde mis manos se hacen pequeñas al rodearte
Aleluya tu pecho;
Donde puedo posar mi cabeza
Aleluya tus piernas;
                Donde puedo rozar las mías y sentir tu frío calor
Aleluya tu sonrisa;
                Donde noto tu felicidad que me hace feliz
Aleluya tus manos;
                Que tiernamente acarician mi brazo
Aleluya  tus labios;
                Que sólo atino besar cuando estas a centímetros de mí
Aleluya nuestra rutina
                Porque simplemente es nuestra
Aleluya a tu tímido “te quiero”
                Porque sé te molesta que diga -¿Cómo?- y debas repetirlo
Aleluya a tus abrazos    
                Que buscan abrigarme en las frías mañanas de otoño
Aleluya a tus ataques de risa descontrolada en los momentos tensamente excitantes
                Porque haces gracioso lo tensamente excitante
Aleluya por llegar en mi vida
                Porque benditamente he vuelto a creer en vivir
Aleluya
Aleluya
Simplemente Aleluya