lunes, 30 de mayo de 2016

Apelación

Apelo al cristianismo radicalizado, en vez un cristianismo fundamentalista.
Apelo al cristianismo pragmático, en vez un cristianismo teórico.
Apelo al cristianismo sencillo, en vez de un cristianismo retórico.
Apelo al cristianismo imprudente, en vez de un cristianismo templado.
Apelo al cristianismo incomodo, en vez de un cristianismo confortable. 
Apelo poder vivir un mínimo porcentaje del cristianismo que intento alzar, en vez del cristianismo en que estoy envuelto.