jueves, 26 de noviembre de 2015

Mi Dios de las Izquierdas

Quizás sea una pregunta imprudente
Quizás sea una pregunta de mal gusto
Quizás sea una pregunta irreflexiva
Pero en verdad me importa un rábano (con el respeto a los rábanos) tus comentarios
Estas últimas semanas el mal gusto, la imprudencia y la irreflexión han sido las que han marcado mi camino
Yo te pregunto y sé que no tendré respuesta, pero me da igual.
De igual forma, preguntaré:
¿Cómo es tu Dios? ¿De qué Dios me hablas?
Pues el Dios que me muestras es apático, vengativo, odioso, pomposo, burocrático, legalista, moralista
Que Dios más triste es el que me presentas
Que Dios más lejano el que quieres que siga
Que cómodo es tu Dios que se conforma con oraciones repetitivas y vacías
Que Dios más lleno de ira  y enojo
Un Dios de destruir a enemigos
De quemar en el infierno
Un Dios de templo calefaccionado
Un Dios coartado a sus preceptos y peor aún, Dios prisionero a tus antojadizas interpretaciones
Sabes pequeño cristiano, sabes religioso pomposo
Mi Dios, el Dios que yo te quiero presentar, no es así
Mi Dios no humilla pero es justo
Mi Dios no desea la opresión  pero perdona al opresor
Y siempre estará del lado del oprimido
Mi Dios no gusta del poder pero hace temblar a los poderosos con conceptos de: amor, justicia, paz, misericordia
Mi Dios no camina en procesiones vacías
Mi Dios no tiene castas especiales que interpreten sus palabras, porque mi Dios le habla a cada uno y una  indistintamente según sus necesidades
Mi Dios no quiere oraciones vacías o templos calefaccionados
Mi Dios camina en las calles con los excluidos, con los perseguidos
Mi Dios no quiere uniones comerciales, si no uniones de hermanos y hermanos
Mi Dios está con el pueblo nunca con la banca
Mi Dios respeta la soberanía popular y nunca esta con los TLC
Mi Dios está con el perseguido nunca con las transnacionales
Mi Dios no está con el FMI,  la CIA,  la TROIKA, la KGB, la CNI, el ALCA, las Mastercard o la Visa
Mi Dios está en la simpleza de intercambiar, en el bingo popular, en el almuerzo comunitario
Sí ya los escucho, ahí estará los teólogos de siempre, los intelectuales
Esos que hablan griego, inglés, alemán, latín y hebrero (y todos al mismo tiempo)
Sí los escucho, con su pomposa voz: “cómo puedes tú, saber lo que Dios quiere”
Pues yo sé
Lo sé, porque simplemente lo siento
Lo sé por mi Dios es de izquierda
No sé si marxista o anarquista (espero que anarquista) o socialista o guevarista
Sólo sé que es de Izquierda y ahora lo puedo decir sin temor
No tengo a la pesada institución que respetar
Mi Dios es de izquierda
Quizás para ti sea apolítico y amén por eso
Pero no será nunca un Dios de derecha
Pero no temas “hermano” de la derecha
Mi Dios no condena a quien piensa distinto
Mi Dios apela a que yo
Un intransigente de izquierda
Defienda tu soberano derecho a pensar distinto
Pero mi Dios te invita a meditar, a reflexionar
No todo es éxito,
No todo es monedas
No todo es estatus
No todo es neoliberalismo
Es justicia sólo la compleja simple justicia
Ese es el Dios que te presento
Ese el Dios que yo camino
Ese el Dios que no quiero abandonar
Pero Ustedes los puñeteros de siempre, los golpistas de siempre
Me quisieron robar
Me quisieron institucionalizar
Pero bendito sea Dios que me permitió liberarme de yugo de los preceptos
Yo camino con mi Dios de las Izquierdas
Te invito a que lo conozcas
Mi Dios no excluye

Pero si nos hace mirar el mundo desde la otra vereda.
Por Juan A. Rojo